• Menú
  • Menú
Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios

1 día en Puebla, como en casa

Este viaje de 14 días por México, lo hicimos en coche y durante este, paramos en varios puntos de la geografía mexicana desde Ciudad de México a Cancún.
Uno de esos destinos fue la ciudad de Puebla, oficialmente llamada: La Heroica Puebla de Zaragoza, ciudad en la que nuestros amigos viven y donde hicimos una parada para disfrutar de su día a día y aprender la maravillosa tradición del Día de los Muertos.

Día 1 en Puebla, México

Durante 2 noches de este viaje, nos despertamos en Puebla, ciudad desde donde se puede ver el volcán Popocatépetl, conocido también como Popo.
Esas dos mañanas, sentíamos la urgencia de levantarnos al amanecer, solo para asomarnos y poderlo ver.
El volcán está en la tercera fase, la cual, se activa cuando el volcán tiene una alta actividad con fuertes explosiones, humo, lluvia de cenizas y emisión de gases. Desafortunadamente, repetimos este procedimiento los 2 días y nunca llegamos, ni siquiera, a diferenciar la silueta.

Desayuno mexicano en “El Almorzero”

En este restaurante fuimos a disfrutar de un desayuno típico, tomamos “Café de Olla”, que es un café con panela y canela, churros con azúcar y dulce de leche, chocolate espesado con masa de maiz… Qué bueno todo y qué empacho! pero eso no era todo, estás en México. esto es solo el comienzo, en serio.

Continuamos con enchiladas, fajitas, huevos, cazuelas… (raciones de camionero) y salsas, salsas muy picantes que nos hicieron sentir en nuestra piel lo que significa “enchilarse”.
Te “enchilas” cuando has comido algo muy picante e incluso sientes que tienes el labio tan hinchado, que te lo van a tener que amputar.
Menos mal que antes de pedir, pedimos algo que no fuera picante, aunque claro, para ellos esto, no se podía ni categorizar como picante.

Restaurante El Almorzero

Al salir del restaurante, nos dieron unos caramelos y ¡adivina qué! ¡Sí! ¡También eran picantes!

Y para terminar con el desayuno mexicano, fuimos a una heladería donde comimos el típico helado de “nopal” (higo chumbo o higo de pala en España).

Cholula

Después de pasar las primeras horas en Puebla, solo comiendo, decidimos comenzar el recorrido turístico por Cholula, una zona colorida llena de mercados artesanales.

Calles de Cholula

En la plaza donde estaba el mercado, había mucha gente cargando grandes cubos llenos de grillos fritos “Chapulines” que normalmente se comen con chile y limón. Simplemente, te acercas, pagas unos pocos pesos y puedes comer grillos como si fueran pipas.

Tuvimos mucha suerte de ver a Los Voladores de Papatla en esa misma plaza.
Se trata de un espectáculo tradicional de la zona, donde 5 profesionales suben a la parte más alta de un poste y mientras uno de ellos baila y toca una flauta en la parte superior, los otros 4, conectados al poste con una cuerda, se dejan caer boca abajo y dando vueltas sobre el poste mientras la cuerda se desenreda por completo y llegan al suelo.

Voladores de Papatla
Voladores de Papatla

Al lado de la plaza, hay una colina donde en cuya la cima, se encuentra la Iglesia de Cholula.
Esta es la famosa iglesia amarilla de Puebla que aparece en todos los folletos turísticos con el volcán de fondo.
Llegamos arriba y dimos un agradable paseo por los alrededores de la iglesia y el interior y además, disfrutamos de unas maravillosas vistas desde ese elevado punto de la ciudad.

Fuertes de Loreto y Guadalupe

Continuamos con el recorrido por la ciudad y visitamos esta fortaleza donde el 5 de mayo de 1862, tuvo lugar la Batalla de Puebla.

Centro de la Ciudad

Nuestros amigos nos llevaron a la Iglesia del Rosario, una iglesia que nos encantó, y luego fuimos a pasear por El Parian, una calle llena de puestos de artesanías donde compramos los souvenirs para llevarnos de vuelta a España: cestas de dulces típicos, un belén de barro hecho a mano… allí podrás encontrar todo lo que puedas imaginar. Todo será de colores alegres, así que prepárate porque lo querrás comprar todo y vas a tener que negociar para conseguir un buen precio.
En estas mismas calles, vimos la famosa cerámica de Talavera (originaria de Talavera, España). En Puebla puedes encontrar verdaderos artistas que han continuado con esta bonita artesanía y tradición.

De ahí, fuimos a la Catedral de Puebla y justo al lado, puedes encontrar Los Portales, unos pasajes con grandes arcos donde poderte sentar y tomar un buen café.
En una de esas cafeterías, quedamos con otra pareja de antiguos compañeros de trabajo que, casualmente también viven en Puebla. Todos juntos, nos tomamos un café y nos pusimos al día.

No llevábamos ni un día y rodeados de conocidos y amigos que consideramos familia, nos sentíamos como en casa.

Lucha Libre en la Arena

Y la última parada del día fue La Arena de Puebla, el estadio donde puedes ir a ver la lucha libre, ¡qué experiencia!

Allí, aprendimos que las peleas siempre son entre Técnicos (los buenos) y Rudos (los malos) y sobre todo, que es muy divertido y además, aprenderás vocabulario mexicano indispensable para tu estancia, mientras disfrutas unas palomitas de maíz, con chile (por supuesto).

Preparándonos para El Día de los Muertos

Tan enamorados quedamos de esta tradición que nos gustaría dedicar un espacio de este artículo a explicar los aspectos más importantes de esta festividad mexicana.

Esta tradición, llena de color, hace que veas la muerte de otra manera, te hace no tenerle el pavor ni vivirlo con la suma tristeza con la que, nosotros en España, la vivimos.
Esta festividad, elimina ese terror porque nos da esa esperanza de que hay algo más después y está llena de alegría porque al final, es una ocasión perfecta para, una vez al año, volverte a reunir con tus antepasados para cenar, beber, cantar y revivir las mejores historias y aventuras de los que quieres y ya no están, al menos, en este mundo.

Por la tarde y de camino a casa, paramos en un campo de Cempasúchil (la flor típica usada en esta festividad) donde los trabajadores estaban cosechándolas para venderlas en el mercado y allí mismo, compramos 3 ramos enormes (todo por 100 pesos, unos 5 €).
Una vez en casa, los arreglamos y colocamos en varios floreros y de las flores más viejas, usamos sus pétalos, con los que preparamos un camino desde la puerta de entrada a la casa hasta el altar, esto serviría para indicar a los espíritus, el camino hasta el altar.

Nuestros amigos estaban decididos a que viviéramos toda la experiencia completa del Día de los Muertos, así que también preparamos nuestro propio Altar en su casa.

El altar es lo que se usa para invitar a los muertos y tienen varios niveles: dos, tres o siete que es el completo y cada uno de ellos, tiene un significado diferente.
Si tu altar tiene solo dos niveles, simboliza la tierra y el cielo, los de tres niveles incorporan el inframundo o el purgatorio y un altar de siete niveles, simboliza los pasos necesarios para descansar en paz.

El altar de 7 niveles es el más tradicional y esto es todo lo que necesita tener:

  • Fragancia / Olor: simbolizan la purificación del alma y sirve para guiar o atraer a los espíritus. Por ejemplo: una especia como el romero, resina de copal, incienso…
  • Arco: colocado sobre el último nivel, que simboliza la puerta de entrada al mundo de los muertos, es el octavo nivel, decorado con cempasúchil (la típica flor ocre) generalmente acompañado de dulces.
  • Aire: representado con el típico Papel Picado, un papel colorido y troquelado con varios diseños.
  • Fuego: representado con velas. Es la guía para el alma en su camino de regreso al mundo de los muertos. Se colocan cuatro velas para representar una cruz y los cuatro puntos cardinales.
  • Agua: se usa para calmar la sed de los espíritus, por ejemplo, un vaso de agua y también se pueden añadir artículos de tocador a este nivel.
  • Tierra: debe incluir varias semillas, frutas, especias …
  • Las flores decorarán todo el altar, las flores más utilizadas son: flor de cempasúchil, la nube y el amaranto o moco de pavo
  • Calaveras: los cráneos deben ser coloridos y hechos de azúcar, para recordar a todos que la muerte es dulce y también como una burla hacia la muerte.
  • Comida: hay que añadir la comida favorita del o de los difuntos que se van a recibir. Alimentos muy típicos son: las naranjas, tamales, mole y el pan de Muertos (que es un pan dulce típico de esta festividad)
  • Bebidas alcohólicas: también hay que añadir las bebidas que más les gustaban a los difuntos. Es común poner una botella de tequila, para que puedan “beberlo” ese día.
  • Objetos personales: ropa o algo que realmente identifique al difunto, sus objetos favoritos o incluso música.
  • Adornos: papel crepé amarillo y morado que representan la vida y la muerte, arreglos florales o frutales.
  • Elementos religiosos: siempre se colocará una cruz en la parte superior de los altares, también imágenes religiosas de los santos venerados de la familia y un rosario.
  • Fotografía del fallecido que estás invitando al mundo de los vivos ese día, si no, no podrá cruzar a este mundo.
  • Una escultura de un perro, la raza de perro mexicana es Xoloitzcuintle (un perro sin pelo) que ayudará a los espíritus a cruzar al mundo de los vivos.
  • Monedas que pagarán el viaje en barca para cruzar entre mundos

Una vez tu altar incluya todos estos elementos, ya estará preparado para llamar a los difuntos de tu familia para que se unan a todos vosotros esa noche. Aunque deberás tener algunas cosas en cuenta:

– El espíritu tendrá que pasar el primer Día de los Muertos sin llegar al mundo de los vivos, desde el segundo año, ya será bienvenido.

– El espíritu estará en el Mundo de los muertos, siempre que haya alguien en el Mundo de los vivos que todavía lo recuerde. En el momento en que esa persona que todavía recuerda a ese espíritu, muera, el espíritu desaparecerá por completo. Esto nos ayuda a entender que nadie está muerto si aún se recuerda.

– Muchas familias irán ese día al cementerio y contratarán mariachis, decorarán las tumbas de sus familiares y cenarán y pasarán toda la noche con ellos.

Esta increíble tradición está muy bien plasmada en la película de Disney Pixar: Coco. Realmente la recomendamos y es adecuada para todos los públicos y, como siempre, Disney simplemente lo presenta a la perfección y con toda la magia.

Información Útil

Moneda: Peso mexicanoTipo de Turismo: CiudadAgua potable: No
Temperatura: 17ºC en octubreCoste Medio: 2/5Lado de conducción: Derecha
Zona Horaria: UTC/GMT -5Tipo de Enchufe: A/BModo de Transporte: Coche
Población: 1,58 MillonesVisado?: NoSeguridad: 2/5
Idiomas: EspañolApto para Vegetarianos: 3/5Apto para viajes con niños:

Consejos

  • El chile lo usan con la misma asiduidad que nosotros el aceite de oliva, te recomendamos que lo pruebes todo, está riquísimo! Pero siempre con mesura o tu estómago se pedirá la baja en un par de días
  • No te vayas sin comprar cerámica artesanal de Talavera.
  • Tendrás que regatear para comprar cualquier cosa, es algo que se espera de ti y si además, ven que eres turista, tendrás que regatear con más ahínco.
  • Nos sorprendió enterarnos de que Puebla solía ser una ciudad que siempre estaba alejada de los violentos titulares que reinan en los periódicos mexicanos, por un motivo, no menos sorprendente. Puebla era un destino pactado por narcotraficantes para que sus familias vivieran tranquilamente.
    Pero hacía unos pocos años, algo se torció y de repente, esta pacífica ciudad se convirtió en un campo de batalla, convirtiéndola entonces en uno de los punto más calientes de la geografía mexicana.
  • Hablar de la seguridad de la zona en la que vives, la seguridad de tu familia, la seguridad en tu trabajo… es el tema más habitual. Nos sorprendió que la gente hablara de eso tan a menudo, ya que nosotros en España, a pesar de haber vivido y de vivir bajo el velo del terrorismo, no es un tema tan recurrente ni que defina nuestro día a día, nuestro lugar para vivir o lo que van a hacer nuestros hijos el fin de semana.
  • A pesar de todo lo anterior, es una cultura y una gente que mira la vida con positivismo, no hay más que ver, todos los colores con los que adornan sus calles, artículos y festividades.
  • Prepárate para sentirte en casa desde el primer momento.
Los Littler
es_ESEspañol